Seleccionar página

Cerrajeros 24 horas
Las cadenas de seguridad que se instalan en las puertas de entrada de las casas permiten, a quienes las usan, verificar previamente quién toca su puerta antes de abrir completamente y darle paso al interior de la vivienda.
Si bien aportan tranquilidad para quien permanece dentro de ésta, pueden presentarse situaciones ante las cuales corresponde tomar decisiones inesperadas, que si no se asumen traerían consecuencias no deseadas.
En esta oportunidad, las recomendaciones que ofrecemos son de previsión, con la intención de ayudar a alguien que necesite auxilio y que amerite que rompamos esa cadena de seguridad para poder acceder al interior de una vivienda.
Qué podemos hacer si una persona mayor necesita ayuda pero no puede abrir la puerta
En casos de emergencia, llamar a los bomberos, a los paramédicos o a la policía para prestar ayuda a alguien que requiere de atención médica urgente, puede pasar por la entrada violenta a la casa para brindar el auxilio requerido si ha pasado mucho tiempo desde que se haya dado la voz de alarma.
Pero si mediante conversaciones previas, se ha llegado al acuerdo de que puedes romper la cadena o lo que sea necesario para solventar situaciones en casos de gravedad, como por ejemplo, que se presente una emergencia a un familiar o vecino con quien tenemos confianza, se tiene la potestad de abrirnos paso para entrar a su vivienda y colaborar en su beneficio, sobre todo si la copia de la llave de esa vivienda la tiene un familiar que está ausente momentáneamente.
Qué necesitamos tener a la mano
Necesitamos un alicate o una pinza con opción de cortar metales con la cual podamos partir la cadena.
Cómo proceder
Las situaciones de emergencia son preocupantes por naturaleza, frenando nuestro accionar momentáneamente cuando pensamos que no lo podemos resolver, pero hay casos de casos, y en algunos de ellos, la respuesta debe ser rápida y oportuna.
Imagínate por ejemplo, que un vecino o familiar ya mayor que viva solo o pase parte del día solo porque el familiar que lo acompaña está trabajando, sufra alguna caída que le impida llegar hasta la puerta: aunque ésta no tenga pasada la llave, sino sólo la cadena de seguridad, no hay forma de entrar rápidamente para auxiliarle.
Si se han comunicado contigo para ayudarle, lo imperioso es accesar a la vivienda.
Obremos en consecuencia
Ubica un alicate o pinza que tenga la opción de cortar metal. Intenta abrir la puerta, si no tiene la llave pasada, verás que queda un espacio reducido que permite ver la cadena de seguridad extendida y procede a cortarla.
Mientras haces esto, habla en voz alta comunicándote con la persona que está adentro para que no se angustie y sepa que lo que haces es para ayudarla mientras llega la ayuda médica, su familiar o que la tengas que transportar tú mismo hasta una clínica o un hospital. Todo dependerá de sus lesiones.
A pesar de la situación y sobre todo por la tranquilidad de la persona mayor, se procurará mantener la puerta en buen estado, pues esto le ayudará a mantener bajo control su ansiedad. Obviamente, si la situación es de gravedad, no habrá puerta que te detenga para ayudarla.
La cadena, debe ser cortada de forma rápida y observando con detalle lo que estás haciendo, de forma que cortes en un solo sitio y no en varios, lo que atrasaría el proceso. Una vez hecho entra y verifica cómo se encuentra la persona mayor mientras llega la ayuda médica o se procede a su traslado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad.

ACEPTAR
Aviso de cookies